¡Oferta!

$28.900 $19.900

Total del producto
Total de las opciones
Total

Contrato Arriendo Local Comercial, listo para protocolizar en forma electrónica, sin moverse de su escritorio. Válido para cualquier notaria del país.

Un contrato de arriendo de inmueble urbano es un contrato referido a una propiedad ubicada dentro del radio urbano de una ciudad, celebrado entre una persona (arrendador), que se obliga a transferir temporalmente el uso del inmueble a otra (arrendatario) que se obliga a pagar por este uso.

Las partes quedan obligadas a todo lo estipulado en el contrato y en subsidio a leyes especiales, o las reglas contenidas en el Código Civil.

El contrato de arrendamiento es consensual, esto quiere decir que no es necesario escriturarlo, pero es mejor tener un contrato por escrito pues así las obligaciones y derechos de las partes quedarán claramente establecidos. Y en caso de un juicio el contrato escrito será parte de la prueba.

El contrato de cosa ajena vale, por ello es muy importante individualizar al arrendador de manera completo, lo mismo deberá ocurrir con el arrendatario, pues ello será necesario si se debe demandar el cumplimiento de alguna obligación.

Usualmente, si el arrendatario no tiene la solvencia o capacidad de pago para afrontar el pago de la renta mensual, se hace necesario incluir el nombre de algún aval o codeudor solidario, quien quedará obligado al pago de las rentas si el arrendatario no lo hace. En este sentido es útil y necesario contar con un informe comercial para determinar las características económicas del arrendatario y/o del aval.

Finalmente, es aconsejable pedir una garantía de arriendo, que usualmente corresponde al pago de una renta mensual, para financiar arreglos por posibles deterioros y daños que hayan producido en el inmueble durante el periodo en que estuvo arrendado.

OBLIGACIONES DEL ARRENDADOR

  • Entregar al arrendatario la cosa arrendada. El arrendador tiene la obligación de entregar la cosa dada en arriendo y dar cumplimiento a lo pactado en el contrato de arrendamiento. Si el arrendador por hecho o culpa suya ha puesto en imposibilidad la entrega del bien a arrendar, el arrendatario tendrá derecho a desistir del contrato, con indemnización de daños y perjuicios. Igualmente, si el arrendador por hecho o culpa suya es constituido en mora por la entrega del bien arrendado, tendrá derecho el arrendatario a ser indemnizado. Queda a salvo, siempre que el retardo no provenga de fuerza mayor o caso fortuito.
  • Mantener en el estado de servir para el fin a que ha sido arrendada. La obligación de mantener la cosa arrendada en buen estado significa que debe hacer durante el arriendo todas las reparaciones necesarias, a excepción de las locativas. Las reparaciones locativas corresponden generalmente al arrendatario.
  • El arrendador estará obligado a hacer las reparaciones locativas, si los deterioros provinieron de fuerza mayor o caso fortuito.
  • Librar al arrendatario de toda turbación en el goce de la cosa arrendada.
  • El arrendador no podrá, sin el consentimiento del arrendatario, cambiar la forma de la cosa arrendada. No podrá hacer en ella obras o trabajos que perturbe el goce de ella. Si fuera el caso, que el arrendatario es turbado en su goce por el arrendador, tendrá derecho a ser indemnizado.

OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO

  • El arrendatario está obligado a pagar la renta acordada.
  • Tiene la obligación de usar la cosa según los términos del contrato.
  • Debe conservar el bien arrendado como un buen padre de familia.
  • Debe conservar el inmueble en condiciones: higiénicas, segura y limpia.
  • Está obligado a desocupar y dejarla en las mismas condiciones que fue entregada. Cuando termine el contrato de arrendamiento.
  • El arrendatario está obligado a responder por las reparaciones locativas. Aquellas que surgen por uso y deterioro ordinario.
  • Tendrá la obligación de responder no sólo por su propia culpa, sino la de su familia, huéspedes y dependientes.
  • El arrendatario no tiene la facultad de ceder el arriendo ni de subarrendar, a menos que el arrendador lo permita.
  • El arrendatario tiene la obligación de utilizar los servicios y artefactos del edificio de una manera segura y razonable.

LEGISLACION APLICABLE.

Ley 18.101 “Fija normas especiales sobre arrendamiento de predios urbanos”, y supletoriamente las normas del Código Civil.